Endesa tiene que hacer una red eléctrica definitiva y admite que no la tendrá lista hasta final de este año

La apertura total del Hospital Valle del Guadalhorce se retrasará a 2018, dos años después de su inauguración parcial. El motivo no es otro que el retraso de la acometida eléctrica, a la que está supeditada la apertura de los quirófanos y el Hospital de Día quirúrgico. Según confirmaron ayer fuentes de Endesa, hasta finales de este año el centro sanitario, ubicado en Cártama, no dispondrá del suministro eléctrico definitivo desde la subestación, lo que inevitablemente retrasará su apertura total.

Desde que abrió en junio del año pasado , este hospital ha sufrido numerosos cortes de luz como consecuencia de funcionar con una red eléctrica provisional mientras se esperaba que Endesa hiciera los arreglos definitivos, que pagará la Diputación de Málaga tras asumir la parte del acuerdo del Ayuntamiento de Cártama que incluía el pago del tendido eléctrico y habilitar el vial de acceso al hospital.

 Fuentes de la dirección del hospital admitieron ayer estar a la espera de que la Diputación les informe de la finalización de estos trabajos para la apertura completa del hospital. «Mientras tanto, el Hospital Valle del Guadalhorce va a continuar con su mismo rendimiento en las áreas que se encuentran funcionando, y además tenemos prevista aumentar en breve la actividad asistencial en las consultas externas y pruebas diagnósticas», señalaron.

El retraso en las obras ha ocasionado que la planificación de apertura total hecha por Salud se prolongue en el tiempo, puesto que el calendario que manejaban desde la Junta contaba con la apertura, en un primer lugar, de los quirófanos y del Hospital de Día quirúrgico, y en un segundo y último lugar, la hospitalización. Por tanto, si la acometida eléctrica no funciona hasta final de año, la puesta en marcha de los dos servicios se retrasará hasta 2018, al menos la apertura de las plantas de hospitalización.

Fuentes de Endesa informaron ayer de que están dentro de los plazos establecidos cuando se firmo el convenio en 2015. «En mayo de este año empezaremos con las obras y calculamos que para finales de 2017 estará el servicio», señalaron las fuentes, que destacaron que ahora se encuentran con los trámites administrativos y con el procedimiento iniciado de expropiaciones, aunque declinaron cifrarlas o dar el calendario de las mismas.

Desde la Plataforma Pro Hospital del Guadalhorce, que durante años ha luchado por la apertura de este hospital, señalaron que la electricidad existente es «inestable». Su portavoz, Miguel Esteban Martín, pidió que se cumpla la hoja de ruta para que en 2017 pueda abrir al 100% el hospital, tal y como Salud tenía previsto.

«Esto no es algo rápido. Hay que hacer el proyecto, luego pedir las autorizaciones, expropiar los terrenos por los que pase, todo esto es muy lento y nos tememos no sólo que no abra este año, sino que tarde dos o tres años más», dijo. Y es que para la plataforma es inadmisible que el centro sanitario no cuente con área quirúrgica ni con servicio de hospitalización de momento, «es fundamental», arguyó. Al margen de esta petición, Miguel Esteban Martín sí quiso dejar claro la satisfacción de los vecinos del Guadalhorce con el servicio que está prestando el centro sanitario. «Está más que justificado y demostrado que el hospital hacía falta».

Por su parte, el portavoz del grupo socialista en la Diputación, Francisco Conejo, lamentó que la apertura de un centro público que presta asistencia sanitaria a más de 103.000 vecinos dependa de la iniciativa privada.«Necesitamos que Endesa cumpla. Para que los quirófanos funcionen necesitamos que se haga con la garantía de suministro eléctrico y, si no, que nos den otra alternativa si es que la hay», apuntó Conejo. De hecho, en un escrito dirigido a Diputación en noviembre ya reclamaba conocer los plazos y costes del convenio de la red eléctrica con cargo a la institución y esta le respondió que los plazos de ejecución de los trabajos son de 18 meses y que el coste del convenio total es de 1,2 millones y de 550.000 euros en particular. La demora de la acometida eléctrica conllevará nuevos retrasos en la apertura total de un centro sanitario que atiende a 13 municipios cuyos vecinos deben acudir para hospitalización o intervenciones al Hospital Clínico, su centro de referencia.

Fuente: La Opinión de Málaga

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Share This